Aquí tenéis este soneto de Quevedo para que podáis comentarlo…

Publicado: enero 27, 2010 en Textos y pre-textos

Obstinado padecer sin intercadencia de alivio


Colora abril el campo que mancilla

agudo yelo y nieve desatada

de nube oscura y yerta, y bien pintada,

ya la selva lozana en torno brilla.

Los términos descubre de la orilla,

corriente, con el sol desenojada;

y la voz del arroyo, articulada

en guijas, llama l’aura a competilla.

Las últimas ausencias del invierno

anciana seña son de las montañas,

y en el almendro, aviso al mal gobierno.

Sólo no hay primavera en mis entrañas,

que habitadas de Amor arden infierno,

y bosque son de flechas y guadañas.

Francisco de Quevedo: Poesía original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s